¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En Corredordemontaña.com usamos cookies

Corredordemontaña.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de Corredordemontaña.com, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza Corredordemontaña.com las cookies?

Corredordemontaña.com tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento

  2. Cookies Funcionales

  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a Corredordemontaña.com a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio

  • Que Corredordemontaña.com recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de Corredordemontaña.com. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Corredordemontaña.com utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a Corredordemontaña.com, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales

  • Pasar información sobre su visita a la página de Corredordemontaña.com para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de Corredordemontaña.com, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

FRENTE LA PATERNIDAD, ¡CORRE!

¿El deporte se puede convertir en síntoma de malestar?

Lunes, 07 de Noviembre de 2016 15:59 || Escrito por Anna Delatte - psicóloga sistémica y grupoanalista de Cos Cooperativa

 

Anna Delatte, psicóloga sistémica y grupoanalista de Cos Cooperativa, nos habla sobre correr y tener hijos.

Debe ser pura coincidencia y seguro que se trata de una estadística casera hecha con poca muestra, pero muchos hombres de mi entorno se inician con la afición del running después de la paternidad.

La paternidad es un momento vital en el que la familia se desorganiza para encontrar un nuevo equilibrio que pueda incluir a otros miembros. Los roles en la familia más extensa cambian, la pareja vive un desajuste y tienen que repensar-se las reglas del juego mientras la persona asume la responsabilidad de cuidar a una o varias criaturas.

Ahondando un poco más en las repercusiones en la pareja y en el individuo frente a la paternidad, una dimensión que se ve alterada con mucha facilidad y con un gran impacto es el espacio compartido con el otro y el que se concede a uno mismo. En relación a la mujer o al referente que asume los primeros cuidados, este espacio se cede casi de manera absoluta en beneficio de la experiencia de seguridad y protección que recibirá el bebé para lograr construir un vínculo seguro. Eso forma parte del instinto para la supervivencia de la especie pero además de mamíferos, los humanoides somos personas y tenemos necesidades más complejas. ¡¿Qué pasa con nuestro espacio?! A menudo esta carencia en el hombre o el referente que sigue trabajando, el entorno laboral ya cubre en buena parte esta necesidad de espacio individual, la necesidad de otras relaciones sociales y poder estar con uno mismo, pero en el caso de la mujer o la persona que se queda a cargo del recién nacido, el espacio individual es posible en la medida en la que encuentra un relevo para el cuidado del bebé.

La paternidad es sólo un ejemplo de cambio trascendental en la vida; una separación, un cambio laboral, una mudanza o una migración, son otras situaciones en las que la persona vive una transición, un cambio de etapa o un desequilibrio que produce estrés. Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que el estrés es una respuesta fisiológica del organismo para hacer frente a una situación percibida como amenazante o como desafío, y puede tener un efecto mental y/o físico en el bienestar. Cuando el estrés se encuentra dentro de los límites de tolerancia de la persona es útil para afrontar el cambio sin embargo, si éste traspasa el umbral de tolerancia es cuando produce malestar e incluso síntomas físicos.

Grupo de corredores durante Cavalls del Vent Foto (c) Pol Puig Collderram

¿Qué pasa cuando el deporte se convierte en la única vía de escape? ¿Qué supone recuperar la sensación de control sobre la propia vida, el dominio de uno mismo y el reto de superación únicamente a través del deporte? ¿El deporte se puede convertir en síntoma de malestar?

Siguiendo con el ejemplo de la paternidad, el running llevado al extremo puede ser esa amante que se coloca en medio de una relación de pareja para evidenciar la distancia existente entre dos personas. Es el espacio en el que se puede ser uno mismo, permite conectarse con la felicidad y las dificultades son vividas como oportunidades y no como obstáculos. Pero ¿qué pasa entonces con el espacio de pareja? ¿Dónde queda la persona en este nuevo equilibrio familiar? ¿Cómo se puede dar un reajuste si las energías están puestas en otro sitio? (ver artículo “La fidelitat està en crisis”).

¿Qué pasa cuando el deporte se convierte en la única vía de escape?

Es en estos casos en los que hay que tratar la dependencia al deporte como un síntoma de malestar en la relación de pareja y, en caso de no salir adelante poniendo las necesidades de cada uno sobre la mesa y contando con los recursos como pareja para salir adelante, pensar en una terapia de pareja que ayude a superar la crisis propia del ciclo vital por la que se está transitando.

A pesar de todo, el running, así como otras practicas como la meditación (ver artículo de Mindfulness: beneficios del silencio), va más allá de una preparación física, supone una mejora de la salud mental ya que permite acceder a la conciencia plena. Entendemos por conciencia plena la capacidad de poner la atención en la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. ¿Tienen sentido estas palabras para ti? ¿La conciencia plena sería un concepto vinculado al deporte en tu caso? A través del running, así como otras prácticas deportivas, conseguimos lo que es tan difícil y preciado en una época cambiante como la que vivimos: estar conectados en el aquí y ahora, vivir el presente. No podríamos garantizar la supervivencia de la especie sin la capacidad de estar en el presente ya que ésta es la que nos recuerda hacia dónde nos dirigimos mientras caminamos, aunque en el trayecto nos hayamos perdido en otros pensamientos.

Las personas, como especie animal inteligente que somos, si atendemos a la intuición más primitiva solemos dar con el recurso que nos garantiza la supervivencia, la conducta más adaptativa frente a la amenaza o el desafío. En este sentido, parece que el running podría ser un buen antídoto para regular el nivel de estrés que generan los cambios vitales que vivimos y mantenernos en el camino de la vida. Ahora bien, habría que extrapolar la experiencia de vivir la vida con conciencia plena al resto de áreas personales de las que también se forma parte y son parte de uno mismo.